9 tipos de Clientes y cómo tratarlos

Existen muchos tipos de clientes, y seguro que te ha tocado lidiar con varios de los perfiles que aparecen en esta lista….¡o con todos!

Tabla de contenidos

Porque reconozcámoslo a todos nos gustaría tener clientes felices, con los que trabajemos de maravilla y nos llevemos super bien, pero no siempre es el caso.

Muchas veces los clientes ponen a prueba la paciencia hasta del más santo, por eso hoy te traigo un listado con los principales tipos de clientes (al menos con los que yo me he cruzado) y cómo tratarlos.

¿Te resultan familiares estos perfiles?

Tipos de Clientes

#1 - El Detallista

Se fija hasta en el menor de los detalles, llegando incluso a discutir horas por una palabra en un texto (para reemplazarlo por un sinónimo).

El problema es que suele pedir los trabajos a último momento y realizar muchos cambios “hasta que quede perfecto”.

Lo que oculta: inseguridad por parte del cliente a lo que se quiere hacer (un news, un posteo, la gestión de las redes, etc). Es indispensable transmitirle confianza y demostrar resultados con datos verídicos.

Cómo tratarlo

→ Establecer niveles de calidad.

→ Pautar calendarios de trabajo.

→ Dejar en claro que los trabajos a último momento aceptan sólo 1 revisión/cambio.

→ Si es necesario, rechazar los trabajos urgentes.

#2- El Desinteresado

Este tipo de cliente no se involucra en el servicio. Es muy difícil hacerle completar un brief y cuando lo hace proporciona información totalmente genérica. Demás está decir que nunca cumple los plazos de entrega.

Lo que oculta: en realidad no está interesado en el servicio. Aunque lo haya contratado manifestando su deseo de mejora.

Cómo tratarlo

→ Guiarlo paso a paso, si es necesario coordinar reuniones para ayudarle a completar el brief o entrevistas para conocer su negocio.

→ Mostrándole a cada paso del servicio los avances que va obteniendo.

→ Con mucha paciencia, entendiendo que todos tenemos distintos momentos vitales.

#3- El Agujero Negro

Lo llamo así porque todo lo que pasa por sus manos queda en la nada. 

¿Quedó en enviarte una lista de mails, información sobre un tema, o las correcciones de las publicaciones? sentate a esperar porque lo más probable es que quede en la nada.

Lo que oculta: una falta total de organización por lo que está siempre corriendo con cientos de temas.

Cómo tratarlo

→ Si es posible, visitarlo periódicamente para recabar toda la información y el material necesario para trabajar.

→ Solicitarle una persona de enlace dentro de su negocio a quién podamos solicitarle toda la información necesaria.

→ Dejarle claro desde la propuesta qué tipo de información se le solicitará y los medios y plazos de entrega.

#4- El Negativo

Su respuesta a todo comienza con la palabra NO. El caso más típico es el “No Me Gusta”, sin poder dar un feedback sobre lo que desea o al menos qué es específicamente lo que no le gusta.

Lo que oculta: temor a los cambios. Ya sea a implementar nuevas acciones, innovar con los mensajes o animarse a nuevos diseños. 

Cómo tratarlo

→ Preguntar, preguntar, preguntar. Es la única forma de ir conociendo las expectativas y deseos de este cliente.

→ Educándolo, sobre el qué, cómo, porqué, para qué de lo que le estamos proponiendo.

→ Con paciencia, introduciendo los cambios muy gradualmente.

#5- El Experto

Es el que de entrada te dice: “Yo sé del tema porque hice un curso de…[COMPLETÁ CON TU PROFESIÓN]”. Este tipo de clientes están convencidos de su expertise aunque confundan conceptos, manejen información desactualizada o se informen en fuentes poco confiables. 

Lo que oculta: una gran necesidad de control y de sentir que puede discutir de igual a igual con cualquier experto.

Cómo tratarlo

→ Con muchas charlas para determinar sus conocimientos.

→ Reconocé y felicitá por su conocimiento cuando este sea correcto.

→ Con mucho tacto, educalo sobre los conceptos erróneos que maneje.

→ Acordando un lenguaje y conceptos comunes.

#6- El Moroso

Es aquel que siempre tiene una excusa para retrasarse con los pagos, mientras que sigue solicitando más servicios o alargando los tiempos de prestación del servicio.

Lo que oculta: la creencia de que sale beneficiado financieramente al diferir los pagos. 

Cómo tratarlo

Dejar en claro que los pagos fuera de término tienen recargo y/o penalización.

Explicar que para solicitar nuevos trabajos, tienen que estar saldados los anteriores.

→ Evitando retrasarse con las reclamaciones de los pagos, aunque de vergüenza.

→ Cobrándole los trabajos por adelantado.

→ Cobrándole por débito automático.

#7- El Prepotente

Si bien cada vez son menos, todavía existen. Son esos clientes que te imponen reuniones, tratan de manejarte la agenda o tus procesos de trabajo. Creen que por pagar un servicio (muchas veces mínimo) te tienen a su disposición 24/7.

Lo que oculta: cree que éxito es sinónimo de dominante. Para este cliente el único acuerdo posible es aquel en el que la contraparte pierde. Suelen llegar a ser maleducados e incluso violentos verbalmente.

Cómo tratarlo

→ Evitar a toda costa la confrontación, porque eso es lo que está buscando.

→ Ser amable pero firme al momento de ponerle límites.

→ Hacerle saber cuando está siendo maleducado o avasallante y pedirle que cambie la actitud para poder seguir trabajando.

#8- El Ahorrativo

Aunque le sobre el dinero, este cliente se decantará siempre por el precio más barato ya sea en servicios, herramientas, proveedores, etc. Aún a costa de calidad, rapidez o beneficios.

Lo que oculta: un apego muy grande al dinero y la incapacidad de desprenderse de él. Su frase de cabecera: “Para qué pagar si puedo hacerlo gratis”.

Cómo tratarlo

→ Evitando cargarse de trabajo extra simplemente porque no quiere pagar las herramientas o proveedores adecuados.

→ Dejando en claro que uno trabaja con sus proveedores porque conoce la calidad de su trabajo. Si quiere trabajar con proveedores externos deberá gestionarlos él.

→ Sabiendo que es un cliente a corto plazo, ya que es muy poco fiel (en cuanto tenga una propuesta más barata se irá con la competencia).

#9- El Amigo

Son esos clientes con los que tenes muy buena onda y generas una relación a largo plazo, incluso fuera del ámbito laboral.

Qué esperar

→ Un cliente fidelizado y de largo plazo

→ Un promotor de tu negocio

→ Generar sinergia en nuevos negocios

Cómo tratarlo

→ Cultivar la relación para que siga creciendo

→ Con honestidad

→ Como a nuestros amigos fuera del trabajo

 

¿Te ha tocado trabajar con algunos de estos clientes? ¿Qué otros perfiles añadirías al listado? 

Contame tu experiencia en los comentarios.

Vero Previale

Vero Previale

Quiero ayudarte a desarrollar una estrategia de marketing y ventas para que no pases más noches sin dormir preocupado por vender más. Hace más de 15 años trabajo con empresarios y profesionales que quieren: hacer crecer sus negocios, conseguir más clientes y aumentar sus ventas